5 cosas que no debes hacer durante la reforma de la cocina

Después de darle muchas vueltas, al fin te has decidido: ¡vas a reformar la cocina! En breves, el proyecto que tienes en mente se va a hacer realidad, así que mi consejo es que uses la fotografía inmobiliaria para mostrar del antes y te prepares para disfrutar del después y, sobre todo, sigas estos pequeños consejos para no convertir la reforma de tu cocina en una pesadilla. 

Que NO debes hacer durante una reforma de cocina

A continuación te explicaremos lo que NO debes hacer al reformar una cocina (o cualquier otro elemento de tu hogar).

No escojas materiales frágiles para una reforma

Está claro que las apariencias engañan. Cuando se trata de los materiales de la cocina, más vale invertir en materiales de calidad y duraderos que no simplemente estéticos, pues podemos llevarnos una sorpresa no muy grata. Materiales como la piedra caliza, el mármol o el vidrio pueden dar un aspecto moderno y bonito a tu cocina pero, si quieres que tu inversión haya valido la pena, el cuarzo es la mejor opción. 

No compres electrodomésticos baratos al reformar tu cocina

Hay una regla universal aplicable a cualquier ámbito y es que lo barato siempre sale caro. Cuando te decides a reformar la cocina, lo haces conciencia de que es una gran inversión -no sólo por el dinero que tienes que desembolsar, sino porque es una inversión a largo plazo (no vas a hacer muchas más reformas de cocina.  Elegir aparatos eléctricos baratos para poder destinar más presupuesto a la decoración es un error, pues la nevera o el horno son mucho más importantes que cualquier objeto de decoración, ya que los primeros se les da un uso diario y necesitas que sean potentes y duraderos. 

Electrodomésticos para la cocina

No dejes a un lado el presupuesto de una reforma

Lo bueno de marcarse un presupuesto desde el inicio de la reforma es que puedes ir viendo como baja a medida que vas avanzando en ella. Es bastante habitual que durante las obras surjan imprevistos, así que ten siempre a mano el presupuesto original y procura ajustarlo según los contratiempos de primera necesidad. Recuerda que las remodelaciones secundarias se pueden hacer más adelante. 

No rechaces la ayuda de profesionales en el sector de las reformas

Por mucho que seas un maestro del bricolaje, los profesionales del sector cuentan con más experiencia y formación, por lo que no está de más dejarse asesorar. Hay muchos centros donde ofrecen un servicio de asesoramiento gratuito que quizá pueda ayudarte a mejorar tu plan de reforma y ahorrarte presupuesto en materiales o procesos innecesarios. En este aspecto, se debería destacar todo lo relacionado con las juntas de las paredes y aquellos elementos que requieran instalarse de forma precisa. Por ejemplo a la hora de instalar elementos como las ventanas de PVC, puertas, etc, se necesita equipamiento y conocimiento específico para hacerlo con la máxima eficacia. No queremos que se escape el calor y que la temperatura de la casa no sea estable.

Profesionales de las reformas para cocina

No te olvides de reformar el resto de la casa

Aunque tengas el foco de atención puesto en la reforma de la cocina porque es la parte de la casa que estás reformando, no debes olvidarte del resto de las estancias. El polvo o los escombros ocasionados por las obras pueden dañar el resto de la casa si no la proteges como es debido. Los muebles y aparatos eléctricos de las estancias más próximas a la zona de obras deben cubrirse con algún tipo de plástico o tela para evitar daños o salpicaduras. 

Recuerda que estás reformando tu cocina y que será un cambio a mejor, así que… ¡no olvides disfrutar del proceso de reforma! Si quieres saber más sobre las reformas y el interiorismo, sigue de cerca nuestros últimos artículos en Karpen.es