10 ideas para aprovechar el espacio en un piso pequeño

Estamos obsesionados con tener una casa grande con un montón de espacio y, a veces, todo ese espacio sólo sirve para acumular trastos innecesarios. Tener un piso pequeño tiene muchas ventajas que la mayoría desconocen, sobre todo en cuanto a decoración. El arte de aprovechar el espacio sólo lo entienden algunos afortunados. Si crees que los metros de tu piso no dan para más, quédate y verás cómo le ponemos solución. 

Aprovecha todo el espacio

Muebles multifuncionales 

Si el espacio es muy pequeño, lo ideal es no recargar más las zonas. Apostar por muebles poco aparatosos es la mejor opción. Si, además, tienen más de una función, saldrás ganando en todos los sentidos. Los armarios que se convierten en cama son ideales para aquellos espacios realmente diminutos. 

Cámbiate al espacio vertical 

Contar con mucho espacio de almacenaje es imprescindible para que pueda caber todo lo necesario. Si ya no te caben más cosas en horizontal, es sencillo, ¡pásate al rollo vertical! Armarios estrechos hacia arriba, estanterías en las esquinas y… ¡literas! Una idea genial para agrupar las camas y ahorrar el máximo de espacio. 

Literas para ahorrar espacio en vertical

Abajo las paredes  

Olvídate de las paredes en la medida de lo posible. Los espacios abiertos sumarán metros a la casa. Puedes optar por separar las estancias con ventanales o bien con cortinas. También puedes optar por el clásico de los clásicos pero el más deseado por todo el mundo: la cocina abierta al salón. Es práctica, es bonita y está en tendencia permanentemente.

No te olvides de los rincones

No dejes ni un solo rincón de la casa sin aprovechar. Cuando un piso es pequeño, cualquier metro cuadrado vale oro. Las esquinas y los techos abuhardillados suelen descuidarse olvidando todo el potencial que éstos pueden tener. Es cuestión de creatividad y, ¡voilà! una habitación completamente funcional en un espacio muy reducido. 

Buhardilla amueblada

Juega con las perspectivas 

Di sí a los colores claros

Es muy importante elegir bien los colores si quieres aprovechar totalmente los pocos metros de los que dispones. Se trata de jugar con la vista. El espacio no va a variar porque pintes las habitaciones de un color u otro, pero la sensación de amplitud sí. Evita a toda costa los colores muy oscuros y los estampados muy recargados, porque tienden a hacer los espacios más pequeños. Di sí definitivamente a los colores como el blanco, el gris o el beige

Minimalismo

No recargar los espacios es básico para poder circular libremente en un espacio pequeño. Elige también algún mueble pequeño u objetos de decoración que sean útiles para el día a día y aporten un poco de personalidad. Dejar algunas de las piezas que te pones habitualmente a la vista le dará un toque divertido a tu habitación además de ser terriblemente práctico por las mañanas cuando quieras vestirte. 

Armario minimalista

Cuida bien la iluminación 

Necesitarás ayuda externa para engañar a los ojos. Lo primero, es elegir bien la iluminación de tu casa. Si no te entra luz natural, hazte con luz artificial que ilumine por completo las estancias. Olvídate de la luz tenue, pues te restará espacio visualmente. 

Los espejos, un must

El reflejo del espejo dará sensación de profundidad a cualquier habitación, sumándole unos metros que en realidad no existen. Además, ¿quién no necesita un espejo antes de salir de casa? Práctico por dos. 

Efecto de profundidad con los espejos

Rasca metros de donde sea 

Adiós a la terraza 

Si la terraza es tan pequeña que ni siquiera es funcional, ciérrala. Esos pocos metros de más que en invierno ni te acuerdas que están y en verano a duras penas los pisas pueden convertirse en el pedazo de salón que te falta. ¡No te lo pienses! 

Las ventanas ocupan demasiado

Tendemos a pensar que las ventanas ocupan paredes que ya no podemos usar para nada. ¡Pero es totalmente mentira! Los bajos de las ventanas pueden servir para almacenaje e incluso un rincón de lectura. ¡Échale imaginación y gana espacio! 

Ya no tienes excusa si vives en un piso pequeño. Hay muchísimas opciones para disfrutar de él como si de una mansión se tratase.