Materiales para las ventanas, ¿madera, aluminio o PVC?

En el momento de escoger ventanas es tan importante escoger bien el tipo de cristales que queremos como el material de carpintería que los sujetará. En este artículo nos vamos a centrar en lo segundo y vamos a hablarte de los materiales más utilizados actualmente en carpintería para ventanas. Esos materiales son la madera, el aluminio y el PVC, cada uno con propiedades distintas que hay que tener en cuenta en el momento de instalarlos. ¡Lee con atención!  

Propiedades aislantes

La madera actúa como aislante térmico, ya que apenas conduce la temperatura y evita que entren el frío y el calor del exterior. Por otro lado, también actúa de aislante acústico y eléctrico. Aún así, las ventanas hechas de este material no son tan herméticas como las de aluminio, así que pueden llegar a dejar entrar un poco de aire y agua cuando haga mal tiempo. El aluminio también es un buen aislante térmico y acústico si se instala un doble acristalamiento y la rotura de puente térmico. En el caso de no tener esas mejoras añadidas, los perfiles de aluminio conducen el calor y hacen que se pierda una parte del calor del interior de la casa. Esa propiedad puede provocar que se genere condensación del agua en la parte interior de la ventana al estar el material más frío que nuestra casa. En cambio, las ventanas de PVC hechas a medida no conducen ni la electricidad ni la temperatura, suponiendo un ahorro energético. También amortiguan el sonido y lo aíslan de forma efectiva

Perfil de una ventana de PVC
Perfil de ventana de PVC

Resistencia

La madera es el material con menos resistencia a las inclemencias del tiempo, es sensible a los cambios de temperatura y la humedad y la lluvia constante pueden deformarla y favorecer que acaben apareciendo hongos e insectos. El sol también puede acabar degradándola.  Por otro lado, el aluminio tiene una resistencia mayor que el PVC y la madera a las ralladuras, pero con el sol puede ir perdiendo color como los coches. Aún así, los perfiles de PVC son más resistentes que el aluminio tanto al sol como a climas extremos y ambientes contaminados. Resisten la acción de ácidos básicos, sales, grasas, aceites minerales y el alcohol.  

Ventanas de madera degradada

Mantenimiento

La madera es la que más mantenimiento requiere y de forma periódica, por ejemplo la aplicación de sustancias antifúngicas, especialmente si se vive en zonas húmedas. También suelen aplicarse barnices y pinturas especiales para protegerla de los rayos del sol y de golpes y arañazos. Debido a su resistencia, los perfiles de aluminio y PVC no requieren apenas mantenimiento, solo limpiarlos con agua y jabón neutro utilizando un trapo suave. 

Proceso de fabricación y precio

La madera es el material más natural y ecológico y consume poca energía al transformarla, también es más barata. Se puede obtener fácilmente en comparación con el aluminio y el PVC. En el caso del aluminio, al poder extrusionarse, podemos encontrar gran cantidad de perfiles con formas y diseños que nos lo ponen más fácil en el momento dela instalación. Los perfiles de aluminio también se pueden pintar o recubrir con materiales especiales para darles distintos colores. 

Por otro lado, el PVC tiene un coste de fabricación más alto que el aluminio y suele ser más caro. Aún así, si añadimos mejoras a las ventanas de aluminio para que lleguen a tener la capacidad de aislamiento y hermeticidad de las ventanas de PVC, el precio puede llegar a igualarse. Otra cosa a tener en cuenta, es que tanto el aluminio como el PVC pueden reciclarse una vez se ha decidido cambiar de ventanas

Ventanas de aluminio negras

Sabiendo cómo se comportan los distintos materiales que te hemos presentado, ahora ya puedes elegir mejor cual te conviene más. Las ventanas más recomendables son las de PVC, sobretodo si vives en lugares húmedos, aunque unas ventanas de aluminio con doble acristalamiento y rotura de puente térmico también serían una buena opción. Por otro lado, si te gusta la estética tradicional puedes plantearte las ventanas de madera, teniendo en cuenta el tiempo de mantenimiento que debes emplear con ellas y el gasto energético superior al no ser tan herméticas como las de aluminio y PVC. 

Si te ha gustado este artículo sobre materiales y alguna vez has pensado en reformar tu cocina, también puede interesarte este otro sobre las 5 cosas que no debes hacer durante la reforma de tu cocina. En él también hablamos de los mejores materiales que puedes utilizar en esas reformas. ¡Échale un vistazo!

1 comentario en «Materiales para las ventanas, ¿madera, aluminio o PVC?»

Los comentarios están cerrados.